El PP propone la figura de un mediador neutral para contribuir a resolver la situación actual de la Policía Municipal de Bilbao

El PP propone la figura de un mediador neutral para contribuir a resolver la situación actual de la Policía Municipal de Bilbao

El Grupo municipal del PP de Bilbao llevará a pleno el próximo día 24 una proposición por la que insta a la Junta de Gobierno a acordar con los representantes de los policías municipales la designación de un mediador neutral para contribuir a llegar a un acuerdo definitivo que resuelva la situación que sufre la Policía Municipal de Bilbao y hasta ese momento se mantendrán y respetarán las actuales condiciones laborales, salariales, profesionales y operativas.

Ante la situación que está padeciendo la Policía Municipal de Bilbao por los cambios que se han pretendido imponer desde el Gobierno municipal en la condiciones laborales, salariales, profesionales y operativas, con el rechazo de la inmensa mayoría de agentes, “resulta del todo necesario terminar con esta situación de incertidumbre e inestabilidad a lo que puede contribuir la designación de un mediador neutral consensuado entre los representantes de los policías municipales y las áreas de Seguridad Ciudadana y Recursos Humanos” propone la portavoz popular Raquel González.

 

La Policía Municipal de Bilbao es una institución que se aproxima a los dos siglos de historia con reconocido prestigio a nivel nacional e internacional, siendo uno de los mejores cuerpos de policía local, que no puede ser tirado por la borda mediante imposiciones que perjudiquen a los agentes en su vida laboral y personal, impidiendo la conciliación en cuanto a lo personal y sobre todo afectando de manera muy perjudicial en sus funciones policiales en cuanto a lo profesional.

 

Por todo ello, los cambios organizativos deben recoger, de cara a los agentes, criterios de especialización, con los diferentes grupos especializados, así como, potenciando la formación, reconociendo los méritos de cada agente, su antigüedad y respetando la voluntariedad para la asignación de funciones especializadas, lo que redundará muy positivamente en el desempeño de sus funciones.

 

“El ayuntamiento remodelo el sistema desde el despacho sin escuchar a los agentes que lo viven en la calle y eso es un error grave. El papel lo aguanta todo pero lo importante no es como queda en el excel sino como cuadra en las calles a la hora de operatividad y funcionalidad” explica la portavoz del PP en Bilbao.

 

“Ante el enquistamiento al que ha llegado la situación entre policía y ayuntamiento, urge un mediador externo consensuado que reconduzca el dialogo y busque el punto intermedio que solucione tanto la organización como la operatividad” zanja Raquel González.