El PP de Bilbao pide implantar un nuevo protocolo sancionador contra pintadas, carteles y pancartas en la vía pública

El PP de Bilbao pide implantar un nuevo protocolo sancionador contra pintadas, carteles y pancartas en la vía pública

El Partido Popular ha presentado una moción para su debate en el próximo Pleno en la que solicita implantar un nuevo protocolo sancionador contra pintadas, carteles y pancartas en la vía pública, para cumplir de manera más eficaz las ordenanzas municipales en materia medioambiental y cívica.

Los populares solicitan además que los gastos de la limpieza repercutan sobre los infractores, con especial penalización a los reincidentes.

“La limpieza de las calles, las fachadas de edificios en la vía pública, las infraestructuras y el mobiliario urbano ensuciados con pintadas, carteles o pancartas es competencia del Ayuntamiento de Bilbao. Por ello, no se debe escatimar en esfuerzos para que esta labor sea lo más eficaz y eficiente posible, manteniendo Bilbao libre de este tipo de suciedad tan desagradable”, ha declarado la portavoz de Bilbao, Raquel González.

Según ha afirmado la portavoz de Bilbao, en los tres primeros meses de 2020 se retiraron 51.000 m2 de carteles (lo que equivale a 10 campos de fútbol), 9.000 m2 de pancartas (2 campos de fútbol) y se limpiaron 38.000m2 de pintadas (7,5 campos de fútbol).

Así para conseguir una ciudad limpia, los populares afirman que no sólo basta con destinar diferentes partidas presupuestarias en recursos materiales y humanos, sino también intentando por todos los medios evitar que se ensucie.

“Nuestras ordenanzas recogen sanciones severas a los responsables de este tipo de comportamientos incívicos, sin embargo, hasta la fecha y a la vista de todos esta ordenanza no tiene los resultados disuasorios necesarios, sobre todo porque realmente no suelen sancionarse casi nunca”, ha puntualizado González.

Las pintadas, carteles y pancartas a diario suponen un elevadísimo gasto en limpieza, por ello, los populares consideran que resulta imprescindible un nuevo protocolo sancionador más eficaz, con efectos disuasorios reales y que evite que las pintadas, pancartas y carteles continúen plagando las calles de Bilbao.

“Este tipo de comportamientos son intolerables, que en ocasiones incluso ponen en riesgo a los empleados municipales por lo inaccesible de los lugares donde deben intervenir. Por ello, creemos que los gastos de la limpieza deben repercutirse a los responsables, que en la mayoría de los casos son reincidentes e incluso firman sus propios desmanes”, ha concluido advirtiendo González.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.